Skip navigation

cambio

Ahora que pasaron las elecciones, los reproches y críticas al gobierno nacional ocupan espacios más que habituales en la mayor parte de la prensa política. Los “ganadores” de los comicios legislativos se sienten fuertes –con razón- y con la capacidad necesaria para decir qué cosas están mal, cuáles deben hacerse y cómo se tiene que trabajar de aquí en más para lograr el desarrollo general tan esperado por nuestro país. Algo que no sucede desde hace mucho, pero mucho, tiempo.

Llama la atención, que si tomáramos en cuenta todas las voces opositoras que están refiriéndose al cambio que debería realizar el gobierno para mejorar nuestra situación, es muy probable que el rumbo argentino se corrija, renueve y se encamine al progreso. Por poner en declaraciones lo que digo, va de ejemplo unas palabras del vicepresidente Cobos del sábado pasado en el diario Crítica de la Argentina: “La elección fue un revés. Lo que debe hacer la Presidenta es interpretar el mensaje de las urnas y salir por delante de esto”.

¿Qué dijo la presidenta como respuesta al resultado electoral? Parafraseándola: “que el partido oficialista sacó la mayor cantidad de votos en el conjunto del país”. Ni una sola referencia a qué actitud tomará el Gobierno de aquí en más. Cristina actuó más como política de bajo mote que como estadista que preside un país de casi 40 millones de habitantes.

Cuando las críticas pasan de voces aisladas a un concierto acompañadas por las señales emitidas desde las urnas ¿Qué sucede que no se hace nada? ¿Qué sucede que se quiere esquivar la realidad?

¿Qué sucede que se hacen oídos sordos cuándo la sociedad toca la puerta del despacho presidencial pidiendo cambios? ¿Qué sucede que se miente con las estadísticas del INDEC, la cantidad de afectados de Gripe A, se adelantan elecciones por capricho, no se escuchan a sectores económicos que están en pérdida, se administra el Estado cual billetera personal, se plantea “nosotros o el caos”?

Claro está que las oportunidades, capacidades y elementos para hacer de Argentina un país serio, confiable, estable y decidido existen. ¿Pero qué es lo que falta y obliga que esas palabras mueran como tal? Voluntad política. Es la clave.

También en: MediosenlaRed.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: