Skip navigation

historia-del-periodismo

¿Qué decir sobre el periodismo? ¿Cómo encontrarle una explicación a eso, a esto, a ello?
Estoy por terminar la facultad, van a darme un papel que dice “Caminos, Mauricio: Periodista Profesional”. ¿A partir de ese momento entro en este grupo? ¿Los periodistas “se convirtieron en” periodistas? ¿Cómo responder a estas preguntas sueltas, semi-atadas, conectadas en algún punto cuando yo siento que esto es la sangre que corre por mis venas?
Quizá la pregunta que realmente deba hacerme y responderme es: ¿Qué es el periodismo?
El periodismo es –por más que parezca una frase futbolera- un sentimiento. Yo lo siento, lo vivo, lo respiro, lo transpiro, lo sufro, lo amo. Periodismo es encontrar lo singular en lo cotidiano, lo imprescindible en la abundancia, lo espiritual en lo mundano y viceversa, lo real en lo ficticio; es lograr cambiar, y no importa el tamaño del cambio, sino la calidad del cambio; es conseguir que una persona –cuando me refiero a este número también puedo hablar de un millón- encuentre lo que realmente le hace falta, no lo que quiere o desea; es limpiar el terreno, hacer el trabajo pesado para que los demás estén más livianos; es entender lo inentendible; es aprender a valorar al otro, a cualquier otro; es aprender a entender al otro; es buscar la forma a lo deforme; es hacer llorar de alegría, y de tristeza por contar verdaderas injusticias; es hacer justicia cuando todo es injusto; es decir la verdad cuando se miente; es resistir de pie a pesar de los golpes; es encontrar la vida cuando reina la muerte; es conocer cuando se ignora; es destapar cuando se quiere tapar; el periodismo es esto y mucho más.
En la facultad me enseñaron a escribir bonito, a pararme frente a una cámara, y a hablar con un micrófono. Pero soy yo, en definitiva, quien debe llenar con contenido esas acciones, sino sólo serán eso: acciones. Y ese alimento no me lo da una institución en tan sólo tres años. Me lo da la vida. Porque el periodismo es vivir, es ser. Es el imperio de la moral, la ética, la coherencia, la verdad, la justicia, la razón, la vida y el amor.

Anuncios

5 Comments

  1. Senti-me com 20 e poucos anos, com muita garra , porém sem saber em quem acreditar e por onde começar. Parabéns
    Claudia,

  2. Carísimo Mauricio!

    Pasa que tu opinión acerca de la profesión pone el periodismo en ato impresionantemente vivo, lúcido, generoso hacia una mirada que permite a la gente tener de nosotros nuestros propios ojos como que para ver mejor a si misma. No porque tengamos una mirada superior, sino al revés; porque somos apasionados – y por lo tanto capturados – por la posibilidad de cortar algo de la oscuridad que hay en el mundo. Qué te parece?

    Un beso

    • Perdón por la demora en la respuesta…
      Recuerdo que alguna vez leí una frase de Ramonet (seguro tú lo conoces mucho más que yo) que decía que el periodismo no es “el cuarto poder”, como a veces se lo conoce.
      Pensar eso significaría ponerse a la altura de los poderes del Estado y, por lo tanto, ubicarse por encima de la sociedad. Creo que es inconcebible semejante empresa porque nosotros somos creados por la sociedad, alimentados por la sociedad, y consumidos por la sociedad. Nunca debemos estar por encima de ella, por una cuestión de respeto. Sí podemos considerarnos un nexo entre la gente y el Estado. Pero si queremos luchar porque nuestra sociedad mejore, debemos hacerlo “codo a codo” junto a ella, y no arrastrándola para que nos siga.

  3. Coincidimos Mauricio…al menos tú lo pasas en 3( que me parece lo más lógico)acá en Cuba son 5 años!!…

    • Gracias “mayli”!
      Sin embargo, la carrera que yo estudié es una tecnicatura. Se pueden seguir dos años más para recibir el título de Lic en Comunicación Social. Pero yo no continuo porque considero que el lugar donde estudié cerró un ciclo en mi vida. Por lo menos por estos años, quizá retome más adelante.
      Pero más allá de eso, creo que al ser una institución privada tiene muchos defectos, así como también los tiene la universidad pública.
      La más graves de donde yo estudié ,a mi entender, son: al ser privada, aún conserva un ambiente de colegio secundario, donde los alumnos aún no parecen romper el cascarón. Y tal vez no lo rompan en toda la carrera. No hay una verdadera exigencia hacia el alumno. Todo está en uno, y si realmente queremos salir de la mediocridad o no.
      Y la segunda: en materia de recuros tecnológicos no hay qué reprochar (existe estudio de televisión, de radio, de computación con todos los programas necesarios), pero en cuanto a la base teórica da mucho que desear. Y eso es algo que los periodistas no podemos perdonar: la mediocridad en la cultura adquirida, en el lenguaje, en la apertura de la mente, en el “background”, etc., etc.

      Ahora, ¿sos cubana? Me dá mucho gusto! Y me alegra poder compartir estas líneas con vos a la distancia.
      ¿Cómo es estudiar alla?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: