Skip navigation

Hoy tuvo poca voluntad para hacer cosas, estuvo todo el día en su casa. Lo máximo que salió fueron unas cuadras hasta la panadería. ¿Qué hizo las restantes horas del día? Estuvo, existió, vivió.
Comprendió que es imposible no relacionarse con personas, es un ser social como todos los demás humanos. Por lo menos la gran mayoría.
Por lo visto, la interacción no se acota hacia esas personas con las que convive. Ellas están siempre, casi siempre. Esa es una razón de la falta de iniciativa para relacionarse con ellas. Aunque las ama y aprecia hasta el infinito, tiene otras necesidades que satisfacer con otras personas.
Está claro que en estos días muchos están de vacaciones. Por lo menos algunos/as de los/as que valen la pena lo están. Además, el estudio obliga a que asuma compromisos cuando a veces no quiera, aunque también ame lo que hace y sabe que es el mejor camino para recorrer. No así el único.
Siente momentos en que el timón tiene que girar las vueltas que sean necesarias, que una pequeña porción de su destino tenga un futuro totalmente imprevisible. Él no quiere que todo sea imprevisible, pero tampoco previsible. Existe cierto orden, por suerte desconocido y algo desordenado.
Como decía, no salió de su casa. Ella también forma parte del mundo, de su mundo. Sintió nostalgia por los lugar que no está recorriendo o conociendo. Sonrió al recordar los momentos vividos y aquellas situaciones únicas. Parecen muy lejanas, pero así es esto.
Valorar lo que pasó, saber que se disfrutó, y estar atento a lo que viene.
Es increíble cómo la producción incesante de elementos -sean materiales o sentimentales- pueden volverse una rutina, mientras los dedos tamborileando anhelan que algo ocurra de repente. Tranquilo, todo está perfecto. Eso también es parte de la vida. No es que “ya vendrán tiempos mejores”. Las cosas son como son. El tiempo es tiempo y nada más, y tenemos que aprovechar cada segundo.
Hoy tuvo mucha voluntad para hacer cosas, y las hizo. No salir del espacio físico es también ingresar dentro, hacia uno mismo. Lo demás vendrá mañana. Él sabe que lo hará. Lo bueno es que no sabe qué sucederá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: